Los últimos días de Jack Sparks: terror, mentiras y videos de Youtube

Los últimos días de Jack Sparks, de Jason Arnopp
  • Título: Los últimos días de Jack Sparks
  • Autor: Jason Arnopp
  • Editorial: Obscura Editorial
  • Formato: tapa dura
  • Nº de páginas: 368
  • Traducción: Jesús Cañadas
  • Ilustración de cubierta: Shutterstock, Jack Smyth-LBBG y Marc Vilaplana
  • Fecha de publicación: octubre 2020
  • Fecha de lectura: noviembre 2020
  • Enlace de compra: web de la editorial

Vaya por delante que Los últimos días de Jack Sparks me ha sorprendido muchísimo y muy gratamente. A pesar de haber leído las primeras páginas en el enlace que facilita la editorial y de haber visitado el blog de Jack Sparks antes de comenzar la lectura, no podía ni imaginar lo que iba a encontrar en este libro. Leerlo supone embarcarse en un viaje increíble, con destino desconocido y lleno de recodos tras los que se esconden sorpresas constantes. Algo así como entrar en un túnel que es a la vez un pasaje del terror, un tren de la risa y un agujero de gusano. Y, cuando sales, no eres capaz de describir lo que ha pasado. Solo estás deseando que todo el mundo lo pruebe.

He disfrutado tanto de cada sorpresa y giro con flic flac y doble mortal hacia atrás, que creo que lo mejor es empezar a leerlo sin tener ideas preconcebidas. Así que esta reseña se convierte en algo así como Misión: Imposible. Quiero convencerte de que leas este libro, pero no quiero contarte nada sobre él.

Quizás una de las cosas que más me han gustado de Los últimos días de Jack Sparks es el juego de narradores poco fiables que se montan entre el propio Jack, su hermano y algunos otros testigos esporádicos. Es una fuente constante de sorpresas y giros inesperados de guion. Cuando creías saber lo que está sucediendo, un nuevo punto de vista revela información que hasta entonces parecía estar oculta –pero solo lo parecía–. O, directamente, viene alguien a desmentir todo lo que te han contado. Y todo este juego de espejos distorsionados, por sorprendente que parezca, se concreta en una historia perfectamente coherente y cerrada como un círculo. Aunque la novela tenga un final abierto. ¿Que me contradigo? Lee el libro y me cuentas.

Por otro lado, sabemos cómo va a terminar todo –más o menos– desde el mismo prólogo. Pero eso no le resta suspense ni intriga a la historia. Al contrario, es uno de esos libros que te atrapan desde el principio y, cuanto más lees, más necesitas seguir leyendo. Los hechos inexplicables se van sucediendo uno detrás de otro. Al principio son solo inquietantes y el propio Sparks se encarga de quitarles hierro con su arrogante incredulidad. Pero poco a poco van ganando en intensidad, hasta ser realmente terroríficos, sangrientos, brutales… E hilarantes. ¿Otra vez me estoy contradiciendo? Lee el libro.

Como decía, la historia va ganando en interés al mismo tiempo que en intensidad, hasta llegar a un final que es… No sé cómo llamarlo. Ni siquiera estoy segura de que sea un final. Y, sin embargo, es cien por cien satisfactorio. Es redondo. Te explicas lo inexplicable y al mismo tiempo se abren otras interrogantes. Todo queda resuelto como un misterio irresoluble. Y dale con las contradicciones. Qué le voy a hacer. El libro es así. Si no me crees, léelo.

Jason Arnopp
Jason Arnopp

El segundo gran atractivo de Los últimos días de Jack Sparks es, aunque parezca una nueva contradicción, la odiosa personalidad de su protagonista. Egocéntrico, pagado de sí mismo, oportunista, manipulador, mentiroso… Es un dechado de virtudes con el que no puedes dejar de simpatizar –ya que no empatizar– y al que llegas a compadecer. Por supuesto, es el principal narrador, en primera persona, y todo el libro gira en torno a él. Se nos presenta como un triunfador, escritor y periodista de éxito y toda una estrella de las redes sociales. Por suerte, tenemos también otros puntos de vista externos sobre su forma de ser y actuar.

Y el tercer aspecto del libro que me gustaría destacar es, cómo no, el humor. Los últimos días de Jack Sparks es una historia de terror. Algunas de las escenas son sangrientas y horribles como las que vimos en tantas películas de miedo de los años 80 y 90, de esas que están llenas de efectos especiales. Ahora mismo pienso en Poltergeist, o The Haunting. El libro contiene también referencias explícitas a clásicos como El exorcista u otras más experimentales como El proyecto de la Bruja de Blair –y algunas de sus escenas no desentonarían en esas películas–. Pero, al mismo tiempo, no puedo evitar ver al propio Jack Sparks como una parodia. Me explico un poco mejor.

Sparks se considera a sí mismo un periodista de investigación, de los que están absolutamente comprometidos con su trabajo y se documentan sumergiéndose en lo que sea que estén investigando para experimentarlo en primera persona. En este sentido, no pude evitar recordar el documental de Morgan Spurlock, Super Size Me (2004) y ver al amigo Jack y su obra como una parodia trágica de este periodista real. Además, es una mega estrella de las redes sociales, de los que se hacen selfies y fotos de sus comidas para compartirlas con sus miles de seguidores. Los simples mortales de las redes le mendigan likes y rt para ganar ellos mismos en popularidad. De esta forma, se convierte también en parodia de esas estrellas de las redes que todos conocemos.

Por otro lado, algunas de esas escenas terroríficas y sanguinarias de las que hablaba consiguieron arrancarme mis buenas sonrisas. Por supuesto, no me causaban hilaridad las muertes –esto no es spoiler, en el prólogo ya se anuncian varias–, sino algunos detalles de su desarrollo, como cierto nombre ridículo que se repite sin descanso durante estas escenas y que al final resulta tener su relevancia en el desenlace. Y si menciono un detalle tan revelador al final de esta reseña es por dos motivos. El primero, que si has sido inteligente y me has hecho caso, no habrás llegado hasta aquí y habrás salido corriendo a por tu ejemplar de Los últimos días de Jack Sparks, para leerlo sin ideas preconcebidas. El segundo, y el más importante, es que me da pie para mencionar la muy meritoria labor del traductor, Jesús Cañadas, ya que ha tenido que traducir juegos de palabras intraducibles, y el resultado me parece, sencillamente, genial.

Y ya está, esto es lo que puedo decir para convencerte de que leer este libro merece la pena sin revelar demasiada información. Es todo un alarde de planificación y estructura narrativa al servicio de la intriga, la sorpresa y el placer del lector.

2 comentarios

  1. Tengo que coincidir en todo. Medra a medida que avanza el argumento y vamos adquiriendo revelaciones. Se torna en mucho más oscura manteniendo el sentido del humor negro, con escenas de puro terror. Y tiene fragmentos que te dan la vuelta y dejan la mente del revés. No me cansaré de decir que el capítulo 19 es de o mejor que he leído en tiempo, dentro de una novela provocadora, distinta y sorprendente. Vaya voz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .