Concierto en sol menor: acción y emoción

Concierto en sol menor, de Laura S. Maquilón
  • Título: Concierto en sol menor
  • Autora: Laura S. Maquilón
  • Editorial: Crononauta
  • Formato: rústica
  • Nº de páginas: 278
  • Disponible en e-book: sí
  • Ilustración de cubierta: Nuria Riaza
  • Fecha de publicación: abril de 2022
  • Fecha de lectura: abril de 2022
  • Enlace de compra: web de la editorial

Tenía muchas ganas de volver a leer algo de Laura S. Maquilón, desde su novela corta El pasado es un cazador paciente (Sportula, 2018). Solo con la lectura de esa novela y el relato Días en reflejo, publicado en Lektu, ya se pueden percibir en esta autora dos rasgos que, a mi entender, la caracterizan: la inquietud por poner de manifiesto aquellas cosas que funcionan mal en nuestro mundo y una enorme sensibilidad a la hora de hacerlo a través de las historias que imagina.

Concierto en sol menor es una buena muestra de esas dos características, y también de la evolución de Laura como escritora. Personalmente, en esta novela encuentro un mensaje sobre los males de la discriminación y la falta de empatía con el otro, sobre la necesidad de ver más allá del aspecto físico y de buscar puntos de unión con quien percibimos como «diferente», en vez de utilizar esa diferencia como excusa para la segregación o el abuso; sobre la posibilidad de convivencia y entendimiento entre personas –o especies– diversas y, sobre todo, sobre la capacidad individual de cambiar para mejor, de evolucionar y aprender aunque el punto de partida no sea el óptimo. Pero también tiene su punto de crítica hacia un sistema capitalista, basado en el valor de mercado tanto de los objetos como de los seres vivos, en vez de buscar el conocimiento, la equidad y la concordia.

La historia

Pero claro, esto es una novela, no un tratado de sociología ni de economía. Así que la autora nos muestra todas estas ideas a través de las aventuras y avatares de sus personajes. Concierto en sol menor es la historia de una huida y de la búsqueda de un lugar donde encajar para sus tres personajes principales que, sin conocerse de nada al principio del libro, terminan uniendo sus vidas y destinos de forma inesperada.

Dak-ho es un adolescente fugado de un centro de menores. Híbrido entre humano y kitani, su piel forma un casco quitinoso que es el origen de los insultos y malos tratos que ha recibido a lo largo de su corta vida y le ha hecho merecedor del peyorativo apodo de «Bicho». Como adolescente que es, y como suele ocurrir cuando se reciben malos tratos de forma habitual, Dak-ho se debate entre el sentimiento de culpa, de que merece lo que le sucede, y la rebeldía contra lo que es, a todas luces, injusto.

Xenia también es un ser híbrido, en este caso medio ekinospa, «criaturas inteligentes capaces de absorber radiación para generar energía y de transformar materia en oxígeno y alimento», lo que las convierte en naves espaciales vivas, utilizadas para cubrir distancias interestelares. Pero Xenia no es una ekinospa corriente. Tiene otras «capacidades» que la hacen especial y la han llevado a la esclavitud. Impotente, vive prisionera, utilizada como atracción lúdica y odiando con fuerza a sus opresores.

Alisha es una científica a la que su reciente maternidad le está causando serios problemas de ansiedad. Su mal entendido sentido del deber le impide delegar tareas, la lleva a cargarse de responsabilidades más allá de sus posibilidades reales y le crea un incapacitante sentimiento de culpa –madres que me leéis, ¿os suena de algo?–.

Estos tres personajes emprenderán una huida, durante la cual los prejuicios, reticencias y desconfianza con que comienzan su historia en común irán evolucionando hacia una relación muy diferente. En su periplo, además, conocerán otros mundos y, sobre todo, otras sociedades, que les ayudarán en esa evolución personal y conjunta.

Laura S. Maquilón
Laura S. Maquilón

Las «resonancias»

La lectura de cualquier libro, sobre todo cuando una se centra casi siempre en géneros concretos, suele provocar resonancias o ecos de otras obras leídas con anterioridad. Puede que la autora del libro se haya inspirado en ellas o puede que no, pero Concierto en sol menor a mí me ha traído a la cabeza dos libros muy conocidos de sendas autoras norteamericanas.

El primero seguro que también se te ha ocurrido cuando leíste lo que eran las ekinospas. Recuerdan mucho a las naves orgánicas de Las estrellas son legión (Alianza-Runas, 2017), de Kameron Hurley, aunque este tipo de naves también están presentes en otras obras de ciencia ficción, posteriores como Hermanas de la vasta oscuridad (Apache, 2020), de Lina Rather, y anteriores, como las naves biológicas de la trilogía La estirpe de Lilith (Nova, 2021), de Octavia E. Butler.

Pero Laura S. Maquilón va un paso más allá, pues su Xenia no es un mero organismo vivo y sentiente utilizado por otras especies como medio de transporte, guiado o pilotado y sin voluntad propia, sino que también es inteligente y autoconsciente, con una personalidad definida y capaz de tomar sus propias decisiones. Vamos, que es como tú y como yo, pero en ekinospa.

El otro libro que me venía a la cabeza mientras leía Concierto en sol menor es El largo viaje a un pequeño planeta iracundo (Insólita, 2018), de Becky Chambers y, en este caso, la relación no está en ningún elemento concreto de la historia, sino más bien en el mensaje y, sobre todo, en las sensaciones que transmite. Aunque el inicio de la novela no hace fácil adivinarlo, porque los orígenes de los tres personajes principales son bastante duros de por sí y el tipo de sociedad en que viven parece bastante poco recomendable, y aunque el libro no está exento de crítica social, Laura S. Maquilón logra transmitir un mensaje positivo: es posible encajar en el mundo, aunque a veces no sea fácil, y también es posible construir una amistad sólida, incluso desde el conflicto de intereses y la extrañeza iniciales. Solo es necesario sentir un poco de empatía, tratar de ponerse en el lugar del otro y «ver» desde su óptica, por diferente que pueda ser ese otro.

La forma

Concierto en sol menor está escrita desde el punto de vista de cada uno de los personajes principales, que se van alternando en la narración en primera persona, lo cual ayuda al lector a comprender los motivos y sentimientos que dirigen sus acciones y, ¿por qué no?, a empatizar con ellos.

La prosa de Laura S. Maquilón está llena de efectivas y sugerentes imágenes pero, lejos de resultar una lectura densa o complicada, se hace fluida y llevadera. En este libro en concreto, muchas de esas imágenes son de índole musical, como puedes adivinar por el título. Los diálogos entre los personajes también contribuyen en gran medida a la agilidad de la narración. Y es que, a pesar de ser una historia hasta cierto punto intimista, muy centrada en la evolución de los personajes, no deja de tener sus dosis de acción: no olvidemos que nuestros protagonistas están huyendo y, como es lógico, serán perseguidos y vivirán situaciones peligrosas y enfrentamientos a lo largo de su periplo.

En definitiva, Concierto en sol menor es una novela recomendable si te gusta la ciencia ficción más imaginativa, con especies alienígenas variopintas; las novelas que te llevan a empatizar con sus personajes y a vivir con ellos sus penas y alegrías; y, sobre todo, si buscas historias que, sin ser de color de rosa, te dejen con buen sabor de boca y un hálito de esperanza en el corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.