Sobre mí

No sé qué contar sobre mí misma que pueda resultar interesante. Soy una lectora compulsiva desde que tengo memoria. En casa de mis padres siempre hubo montones de libros (mi madre también leía muchísimo) y siempre tuve dónde elegir.

Mis primeras lecturas de género fantástico fueron libros de Asimov, J.R.R. Tolkien y Stephen King, los comics de superhéroes de Marvel y los de Conan. Entre mis películas favoritas de aquella época, la saga Star Wars, Blade runner, Cristal Oscuro, Dentro del laberinto… Supongo que estas obras habrán sido también las favoritas de una inmensa mayoría de los aficionados de mi edad. Nada original que aportar por aquí.

No siempre he leído fantasía, ciencia ficción y terror. He tenido épocas de novela histórica (me interesaban especialmente los templarios y los cátaros), de realismo mágico y literatura hispanoamericana: García Márquez, Isabel Allende, José Saramago, Jorge Amado (aunque estos dos últimos escribían en portugués, los leía por la misma época), Borges, Bryce Echenique, Torrente Ballester… Tuve también una época de interesarme por otras culturas más “lejanas”, y leía sobre todo autoras de origen chino o indio: Angh Lee, Amy Tan, Anchee Min, Emine Sevgi Özdamar; o autores como Amin Maalouf o Salman Rushdie. Todo muy mainstream, como podéis ver. Pero si ha habido una constante en mi vida lectora, han sido las obras de fantasía, ciencia ficción y terror.

Hace relativamente poco tiempo que me relaciono en redes con personas del fandom. Empecé por buscar información sobre novedades y compartir impresiones con quien quisiera hacerme caso y terminé llevando el grupo Diseccionadores de Novelas y escribiendo reseñas en Origen Cuántico.

Gracias a las redes, a las personas que conocí allí y, sobre todo, gracias a Arkaitz Arteaga, descubrí que existe un mundo de libros de género en castellano, un mundo de libros escritos por autoras y decenas de pequeñas editoriales que publican obras de calidad aunque no alcancen la categoría de best sellers. Así que sigo leyendo género, nuevo y antiguo, en castellano y traducido, pero no solo libros superventas, sino otros de tirada más modesta pero igualmente disfrutables y, sobre todo, busco expresamente leer libros de autoras y procuro comentarlos donde puedo (Twitter, GoodReads, a partir de ahora, aquí) para poner mi granito de arena en la visibilización.

Precisamente esta última etapa, la que compartí con todos los que han formado parte del Equipo Cuántico, ha sido una de las más ilusionantes para mí, y el hecho de que se haya terminado y el vacío que me deja son el motivo de que me lance a crear un blog en solitario. Ya no puedo vivir sin compartir mis lecturas.