Se buscan mujeres sensatas: un western distópico con mensaje positivo

  • Título: Se buscan mujeres sensatas
  • Autore: Sarah Gailey
  • Editorial: Crononauta
  • Formato: rústica
  • Disponible en e-book: sí
  • Nº de páginas: 197
  • Traducción: Carla Bataller Struch
  • Ilustración de cubierta: Medusa Dollmaker
  • Fecha de publicación: septiembre de 2021
  • Fecha de lectura: octubre de 2021
  • Enlace de compra: web de la editorial

Ya estoy aquí con la tercera reseña de mi #LeoAutorasOct. No había tenido ocasión de leer nada de este autore porque, a pesar de haber recibido nominaciones en varios de los premios más importantes del género, esta es su primera obra traducida al castellano.

Se buscan mujeres sensatas es una especie de western distópico, ambientado en un posible futuro en el que quedan algunos restos meramente testimoniales de la tecnología actual. En algún sitio se está librando una guerra que acapara los pocos vehículos a motor y el escaso gasoil disponible. Para la población civil, el único medio de transporte vuelven a ser los caballos y los carromatos. Por otro lado, el Estado ejerce un férreo control de la moralidad, sometiendo a censura previa todo tipo de obra escrita o audiovisual, de forma que solo está permitido consumir los Materiales Autorizados, aquellos que se consideran «educativos y amenos, honestos e inspiradores». Por supuesto, la homosexualidad o cualquier identidad de género no binaria se consideran «desviaciones» y son negadas y reprimidas con dureza.

En este mundo de pensamiento único dirigido y forzoso, las bibliotecarias son una pieza más del aparato represor del Estado. Ellas se encargan de recorrer los pueblos, llevando en sus carromatos nuevos Materiales Autorizados para el solaz de las masas. Pero, por suerte, siempre que existe un Estado represor aparecen también disidentes, personas que no solo rechazan la represión, sino que luchan activamente contra ella. Y ¿qué mejor tapadera que unas respetables bibliotecarias que, para hacer su trabajo, deben viajar a lo largo y ancho del territorio?

En este mundo se ha criado Esther, hija además de un importante funcionario del Estado. La forma en que ha sido educada la lleva a pensar que hay algo «malo»» en ella, porque siente algo más profundo y más carnal que una mera amistad por su inseparable Beatriz. Cuando esta es cruelmente ajusticiada, Esther huye y busca refugio entre las bibliotecarias, lo que la llevará a descubrir un mundo muy diferente del que le habían pintado y a redescubrirse a sí misma, también.

Sarah Gailey
Sarah Gailey

En Se buscan mujeres sensatas encontraremos, por tanto, grandes dosis de acción: persecuciones, tiroteos, peleas, asesinatos, emboscadas… Aunque también tiene un alto contenido romántico, propiciado por la presencia de cierte aprendiz de bibliotecaria. Por supuesto, se trata de romances queer, porque lo fundamental para Gailey parece ser el mensaje que quiere transmitir.

Y esto precisamente tiene que ver con lo que me parece más destacable del libro, aparte de ese escenario de western distópico, tan imaginativo y muy de mi gusto personal. Creo que Se buscan mujeres sensatas muestra, a través de los ojos de su protagonista, un proceso difícil y doloroso que muchas personas con identidades de género no normativas o no binarias han tenido que sufrir, casi paso por paso, sin necesidad de estar sometidas al dictado de estados totalitarios, simplemente por vivir en una sociedad como la actual, que aún arrastra multitud de defectos y carencias heredadas del pasado. Por suerte, y en gran medida gracias a personas como Sarah Gailey y a libros como este, parece que se va abriendo el camino hacia su reparación.

Y es que a lo largo de la novela, entre aventuras y escaramuzas, asistimos a las reflexiones de Esther y a su extrañeza ante el comportamiento de les bibliotecaries a les que se ha unido. La acompañaremos en el descubrimiento de que lo que está mal no es ella, sino un mundo que la rechaza por ser como es y, en general, a todos aquellos que no son «como deberían ser», es decir, como dicta la norma. En este sentido, resulta especialmente reveladora y conmovedora la página de agradecimientos de le autore que, aunque es algo que todo el mundo suele saltarse, en este caso me parece recomendable no hacerlo.

No solo se nota esta intención tras leer los agradecimientos. Este libro está escrito, y así se refleja en sus páginas, desde la profunda convicción de que las historias de ficción, ya sean leídas o contempladas en películas, definen modelos a seguir o a evitar. Si en las historias que leemos no hay diversidad, todo lo que se salga de esa homogeneidad impuesta está condenado a la represión y la marginalidad. Esta es una idea reiteradamente sugerida en esta novela que viene, precisamente, a ser un ejemplo de cómo romper con esa normalización e imposición de moldes

En resumen, Se buscan mujeres sensatas es un libro muy entretenido, con aventura y escenas de acción, algunas muy crudas, otras francamente divertidas y otras emocionantes. Tiene un ritmo ágil y su lectura resulta sencilla, gracias en parte a la prosa directa de Gailey y a la buena labor en la traducción de Carla Bataller. Pero además de eso, encontrarás también romance queer y un mensaje claro, directo y, sobre todo, muy positivo, sobre la aceptación y afirmación de la propia identidad, a pesar de lo que pueda pensar o tratar de imponer la mayoría normativa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.