Novela B: sorprendente, truculenta y divertida

  • Título: Novela B
  • Autora: Mónica Bustos
  • Editorial: Obscura
  • Formato: rústica con solapas, e-book
  • Nº de páginas: 221
  • Ilustración de cubierta: David Rendo
  • Fecha de publicación: noviembre 2020
  • Fecha de lectura: noviembre 2020
  • Enlace de compra: web de la editorial

Ültimamente Obscura Editorial no deja de sorprender con sus publicaciones. Hace muy poco os hablaba de Los últimos días de Jack Sparks, de Jason Arnopp y hoy os traigo otra grata sorpresa de la mano de la misma editorial y de Mónica Bustos, una precoz autora paraguaya –publicó su primera novela, León Muerto, en 2003, con tan solo 19 años– de la que espero tener la oportunidad de leer otras obras pronto. Por si tenéis curiosidad por saber más sobre ella, os dejo el enlace a su web de autora, donde también podréis leer algún texto breve suyo.

Pero vamos al lío. ¿Qué hay en Novela B y por qué resulta sorprendente? Lo primero que llama la atención es su peculiar estructura. Está compuesta por capítulos muy muy cortos –44 capítulos en 221 páginas, podéis echar las cuentas– que narran historias y presentan personajes aparentemente inconexos: un matrimonio que cree haber atropellado a un fantasma, un pueblo de estilo alpino en medio de la nada y con extrañas costumbres culinarias, un padre y un hijo que avistan un OVNI, hombres lobos beatniks, una vampira televisiva, una terapeuta y su extraña paciente que dona sangre de forma compulsiva, un chupacabras con escamas…

La sensación de estar leyendo historias independientes sería total durante el primer tercio de la novela si no fuera por pequeños detalles, salpicados aquí y allá, que permiten establecer tenues conexiones entre algunos personajes. Poco a poco esos puntos de unión se van haciendo más fuertes y evidentes, hasta llegar a un apoteósico final en el que todo converge y cobra sentido. Por eso, aunque la lista de personajes pueda parecer larga –y no los he mencionado a todos, alguna sorpresa os tengo que dejar–, cada uno de ellos va a tener su importancia a la hora de componer la historia completa.

Así que uno de los puntos fuertes de Novela B es su peculiar estructura. Puede dar la sensación de que los capítulos se han barajado para ordenarlos al azar, porque los saltos en el espacio y en el tiempo, y también entre personajes, son continuos. Sin embargo, el efecto que consigue la autora con ese aparente desorden, y que no es otro que asegurar el interés del lector en desenredar la madeja y que no pueda prever el desenlace, demuestra que detrás hay una cuidadosa planificación, que se evidencia precisamente en esas pequeñas pistas que van apareciendo de vez en cuando.

Mónica Bustos
Mónica Bustos

Pero lo de la estructura en capítulos aparentemente desordenados e independientes, aun constituyendo un reto evidente para quien escribe y un placentero desafío para quien lee, no es lo más sorprendente de Novela B. Incluso me atrevería a decir que es una opción que cada vez eligen más escritores y escritoras y que he visto en repetidas ocasiones en los dos últimos años. Ahí están Proyecto Marte (Cazador de ratas, 2020) de L.J. Salart, o Voces en la Ribera del Mundo (Triskel, 2019), premio Ignotus 2020 a la Mejor Novela, de Diana P. Morales. Los tejedores de cabellos (Alamut, 2019), de Andreas Eschbach, o Asunto NM (Saco de Huesos, 2019) de Conchi Regueiro, por citar solo algunas.

Lo auténticamente sorprendente de Novela B es el ambiente, la atmósfera tan peculiar que su autora logra crear a lo largo de todo el libro. Todo el texto respira oscuridad, de una forma casi tangible: oscuros personajes, oscuras intenciones, oscuros antros y mucha acción nocturna. Pero al mismo tiempo tanto los personajes como las situaciones son ligeramente caricaturescos, como de película de serie B –el título del libro es toda una declaración de intenciones–, exagerados en sus rasgos más característicos. El resultado es una combinación de horror y parodia sencillamente deliciosa.

Hablando de cine, he leído comentarios sobre Novela B comparándola con las películas de Quentin Tarantino. No me parece una mala comparación: hay escenas sangrientas y truculentas aderezadas con diálogos macabramente divertidos, como en las mejores obras del citado director. Pero si hay una escena de una película que Novela B ha conseguido evocar en mi mente es el memorable baile con serpiente de Selma Hayek en Abierto hasta el amanecer (1993) con guion de Tarantino y dirección de Robert Rodríguez.

Y es que Novela B tiene un sabor latino claramente perceptible y disfrutable, no solo por la forma de hablar de sus personajes, sino también por la naturalidad con que aceptan los sucesos más extraños y se manejan en un mundo poblado por criaturas fantásticas y leyendas urbanas, extraídas tanto del universo freak más clásico como de la tradición cultural y mitológica latinoamericana.

En definitiva, Novela B es un libro que sorprende, horroriza y divierte a partes iguales, lleno de guiños cinéfilos y literarios fácilmente reconocibles por los amantes del género fantástico y que, aunque creo que nadie lo ha dicho antes, y probablemente sea solo una de mis asociaciones imposibles, me parece que tiene también un toque de tragicomedia de enredos al estilo de Shakespeare. Lo malo es que solo se aprecia al final, así que no hablaré más de ello.

2 comentarios

Responder a mangrii Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .