Susurros en la oscuridad: T.J. y los fantasmas

Susurros en la oscuridad, de Laurel Hightower
  • Título: Susurros en la oscuridad
  • Autora: Laurel Hightower
  • Editorial: Dilatando Mentes
  • Formato: rústica con solapas
  • Disponible en e-book: no
  • Nº de páginas: 394
  • Ilustración de cubierta: Raúl Ruiz
  • Fecha de publicación: marzo de 2022
  • Fecha de lectura: marzo de 2022
  • Enlace de compra: web de la editorial

Hacía años que no leía thriller, aunque hubo una época en que estuve bastante enganchada a ellos. No es raro que una se enganche a este género, pues se trata de historias pensadas precisamente para mantener la tensión y la intriga en niveles altos desde el primer momento hasta el final del libro. Y eso es precisamente lo que hace Laurel Hightower en Susurros en la oscuridad: te cuenta una historia en la que te quedas enganchada sin remedio y que no podrás dejar a medias. Pero con el valioso añadido de ese elemento sobrenatural y terrorífico que tanto nos gusta a los lectores más frikis.

La protagonista, Rose McFarland, es lo que cualquier lector de cierta edad reconocerá como una mujer de Harrelson y, en concreto, un alter ego femenino de T. J., el tirador de élite que siempre tomaba posiciones en el tejado. De hecho, la novela comienza así, con Rose apostada con su rifle en un tejado y apuntando a un delincuente. Pero este es el único momento de nostalgia setentera que ofrece el libro, pues la historia discurre, a partir de aquí, por derroteros muy distintos.

Lo que, en principio, parece una intervención rutinaria del equipo SWAT se irá complicando progresivamente, y el caso empieza a entrelazarse, de forma inexplicable, con el oscuro pasado familiar de la protagonista, marcado por la presencia de voces y sombras que nadie más puede ver ni escuchar, un padre especialmente cruel en los castigos y un incendio con resultados funestos.

A pesar de ser una mujer fuerte y entrenada en un equipo policial de élite, Rose se encontrará bastante perdida a la hora de lidiar con los acontecimientos y con las personas a su alrededor, sin saber en quién confiar y llegando a dudar incluso de sus propios sentidos.

Aparte de la trama en sí que, como ya dije, resulta de lo más absorbente, con preguntas y hechos que no encuentran respuesta ni explicación hasta las últimas páginas de la novela, me ha gustado especialmente la forma sutil en que la autora nos habla de superación personal, por un lado, y del concepto de familia por otro.

En el momento en que empieza la novela, Rose ha perdido a su padre y a su hermano y no se habla con su madre. Conserva sobre su piel las cicatrices dejadas por el fuego y en su corazón las de una infancia traumática. Y, sin embargo, ha sabido reconstruirse a sí misma, convirtiéndose en una madre y policía ejemplar. Todo el cariño y protección que no recibió de su familia biológica lo comparte ahora con la familia que ella misma ha creado, poco convencional, pero totalmente funcional.

Laurel Hightower
Laurel Hightower

Con esto que acabo de decir ya se adivina que Rose es un personaje rico y complejo, cuya historia vamos descubriendo poco a poco a lo largo de la lectura y cuya psicología queda plenamente expuesta al lector, al narrar ella misma, en primera persona, la mayor parte de la novela. Pero no le quedan a la zaga, en cuanto a personalidad y definición, el resto de personajes que la rodean, por corto que sea su papel en la trama.

El elemento fantástico que aparece en Susurros en la oscuridad no es que sea totalmente novedoso, pues se me ocurren algunas obras que podrían servir de referencia o de precedente. Ni siquiera la mezcla del thriller con figuras o hechos sobrenaturales es nueva. Pero el caso es que esta novela tiene un aire diferente a otros libros o películas que recuerdo y que podrían tener puntos en común con ella. Probablemente se trate del hecho de aunar en un solo personaje a la eficiente policía, la medium con capacidades extrasensoriales y la persona perseguida por un pasado que creía superado pero que vuelve para poner en peligro todo su mundo. O puede que se trate del acento que la autora pone en las escenas más terroríficas e inquietantes, más allá de la mera investigación y hallazgo de pistas.

Sobre la experiencia lectora, la narración es muy ágil, con un lenguaje muy directo, como requiere un libro de acción. Destacan las descripciones de las sensaciones que experimentan los personajes cuando aparecen los susurros del título, particularmente vívidas, que consiguen sumergir plenamente al lector en un ambiente de tensión y expectación ante lo que está por suceder y provocar auténticos escalofríos.

En cuanto a la edición de Dilatando Mentes, cuenta con fantásticas fotografías interiores de varios autores, elegidas con mucho tino para ilustrar la historia, un documentado prólogo de Natalia Q. García, en el que se mencionan varias referencias, ilustración de cubierta de Raúl Ruiz y la siempre cuidada traducción de José Ángel de Dios.

En definitiva, una novela para devorar, con una protagonista femenina llena de matices y una aterradora historia de fantasmas narrada desde el punto de vista de una mujer policía acostumbrada a convivir con la muerte –incluso a matar–, que trata de proteger a su familia con todos los medios a su alcance, aunque no sean precisamente convencionales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.